Lecturas de interes


La ARTROSCOPIA en cirugía articular permite explorar e intervenir las articulaciones de nuestros pacientes desde dentro, sin necesidad de tener que abrirlas. Esto se consigue introduciendo en dichas articulaciones unas minicámaras a través de orificios que no superarán los 3 milímetros de grosor.
Gracias a esta técnica, el diagnóstico de las patologías articulares será mucho más preciso, pues podemos ver las estructuras tal y como están, sin que nuestro abordaje altere la situación real dentro de la articulación. Además, nos permite realizar intervenciones quirúrgicas con la máxima precisión y mínimos efectos colaterales.



La magnificación de las imágenes y la posibilidad de explorar todos los compartimentos articulares, hacen de la artroscopia una técnica ideal para el diagnóstico. Existen zonas articulares y de la membrana sinovial imposibles de valorar con una cirugía tradicional en abierto.




La cirugía de mínima invasión es sin duda un método poco traumático que supone una recuperación rápida del paciente, lo que disminuye el tiempo de postoperatorio y el animal vuelve en tiempo record a su actividad normal.

Si bien su uso no está todavía generalizado en el sector veterinario, en Centro Veterinario Sur hemos apostado por esta técnica desde hace algunos años, para que nuestros pacientes puedan tener recuperaciones mejores y más rápidas.



Cirugía articular de mínima invasión   Rotura de Ligamento I
Displasia de codo   Rotura de Ligamento Ii
Displasia de cadera I   Factores de Crecimiento
Displasia de cadera II